Entrevista a Pilar del Río en Lanzarote

Una interesante entrevista que realicé en mayo de 2011 a Pilar del Río recién inaugurada la Casa Museo José Saramago (18 de marzo). En ella, su compañera de viaje, responde con toda franqueza a los temas planteados. Resalto su valentía y su constancia cumpliendo a los 9 meses de la muerte del Premio Nobel su objetivo de abrir la Casa Museo. Un periodo que el escritor portugués consideraba era el que necesitaba el alma para abandonar por completo la tierra y despedirse de familiares y amigos.

En  “Las pequeñas memorias”, un libro que tengo el privilegio de tener dedicado, supimos del afán de Saramago por aprender y acercarse a los libros a pesar de sus escasos recursos. Precisamente su historia de amor surge por la lectura de un libro que como un imán le impulsó a conocerlo. Y también con un  libro fue incinerado. Una biblioteca que se pensó para acoger a personas, los autores de los libros, y no para guardarlos.

1.- ¿Qué recuerda de la expresión de Saramago al ver finalizada su biblioteca?

R) Sorpresa, admiración… Él no participó de los preparativos, estaba acabando un libro y no quisimos distraerle. Es decir, no le planteamos qué le parecía tal mueble aquí, tal lámpara… había visto los planos, visitó las obras, pero poco más. Y cuando empezamos a colocar los libros, aquella locura de miles de libros en movimiento, no le permitimos la entrada, para que lo viera todo más o menos acabado. Se emocionó: “Tanta gente” decía… Porque para él cada libro contiene una persona y la biblioteca era un recinto habitado por personas. Muchas de ellas llamándonos para que las cuidemos, las miremos, las leamos…

La construcción de la Biblioteca es reciente, data del año 2007. Testigo de hechos muy significativos que ya han pasado a la historia. Su sosiego se ha visto interrumpido para albergar a todo aquel que ha querido despedirse del literato la noche inolvidable del 18 de junio o compartir la alegría de la inauguración de la Casa Museo el pasado viernes 18 de marzo.

2.- ¿Imaginaban cuando sólo era un proyecto la importancia que tendría como punto de encuentro además de su objetivo creativo?
 
R) No, nunca pude imaginar este futuro. Lo que nosotros pensábamos era pasar muchas tardes aquí sentados, leyendo, que nuestra vejez sería plácida, rodeados de libros, escribiendo, viendo llegar la noche y encontrar que el día había sido bueno. No pudimos conseguirlo: la muerte no nos dejó disfrutar de un espacio que ahora, espero, muchos podrán gozar en sus visitas. Entenderán mejor todo, desde los sentimientos humanos a la generosidad sin límites de José Saramago.

Parece que el tiempo se ha detenido al observar los relojes que marcan eternamente las 16 h. No es por casualidad sino que corresponde a la hora en la que Saramago y Ud. se conocieron. Momento en el que inician un camino juntos y una nueva vida. El nombre de Pilar será una constante en múltiples dedicatorias y en el reconocimiento de ser su luz.

3.- ¿Cómo se siente tras haber hecho realidad el sueño de acondicionar su hogar para poder ser abierto al público en fecha  tan señalada?
 
R) Como me siento yo no tiene importancia. Cualquier persona con un mínimo de sensibilidad lo imaginará: es mi casa, la abro porque los lectores de Saramago quieren estar cerca, conocer los lugares donde escribió, donde vivió, donde amó, donde murió. Mi posición, mi desgarro, no tienen importancia ninguna. Y, por supuesto, no era mi sueño abrir mi casa y someterme al escrutinio público, pero la realidad se ha venido imponiendo por el número de gente que cada día llama a la puerta. Y porque lo vi claro en un avión de la TAP cuando me dijeron que si quería ver las luces de Lanzarote. Eran las dos de la madrugada y la tripulación unió Lanzarote con Saramago y su mujer. En ese momento supe que tenía que abrir la casa y me puse a ello: técnicos museísticos, obras de adecuación, trámites legales… me puse a ello y decidí hacerlo saramaguianamente. Por eso los nueve meses, por eso la lectura a dos voces entre el portugués y el castellano, entre Pessoa y Ricardo Reis, por eso Inés Pedrosa y Lourdes Guerra… Es la lógica poética, es la casa de un escritor. 

4.- ¿Cuándo decidieron convertir en tangible un patrimonio que supone un regalo a la cultura universal pero indiscutiblemente a la isla de Lanzarote? 
 
R) La decisión definitiva la tomé en ese viaje a Brasil, cuando la trupulación portuguesa de un avión portugués relacionó de esa forma tan emocionante Saramago y Lanzarote. No sabía como hacerlo, tuve que mantener muchas conversaciones, encargar proyectos, estudios de viabilidad y mil cosas más. Sabíamos que había que hacerlo y lo hice. Es patrimonio de Lanzarote, de Canarias y de España, pero a nadie le ha costado un céntimo: ni a Lanzarote, ni a Canarias ni a España. Tal como la foto de la portada de la guía, Saramago ofrece con sus manos la tierra de Lanzarote, ofrece Lanzarote a quien quiera venir. “No es mi tierra, es tierra mía” decía. Nada más y nada menos que Saramago, no lo olvidemos, un escritor universal. Ahí está su casa, para disfrute de las persona de sensibilidad. Saldrán más buenos de esta visita porque entenderán la dimensión de una vida a través no solo de los libros, sino de una forma de estar en el mundo. 

5.- ¿Desearía haber incluido algún apartado más?

R) No: cada lector saldrá de “A Casa” con su propia experiencia. Informo, pero no conduzco. Las personas nobles, que son las que visitan estos lugares sencillos e íntimos, sacarán sus conclusiones. Otras, que no vendrán nunca, ya las tienen tomadas. Conviene saber que hay gente en Lanzarote que encuentra mal que se haya abierto este complejo. Conviene que todos sepamos que hay personas que aunque estén en los bares y hablen, están muertas, no son capaces de ver ni lo elemental. Afortunadamente son pocas, aunque hacen ruido. Hacer ruido es la ocupación de quien no levanta ni casas, ni cebollas, ni buenos sentimientos. Los demás nos levanytamos del suelo cada día para hacerlo mejor. “Levantados del suelo”, qué buen libro de José Saramago, qué gran lección de humanidad.

En la  tienda se pueden adquirir ejemplares de las obras del escritor en varios idiomas, postales, camisetas con frases célebres como “El viaje no acaba nunca”.

6.- Si editara una guía con recomendaciones de lectura para los visitantes, ¿qué textos le serían absolutamente imprescindibles?

R) Depende del lector y del momento del lector. No me siento capaz de generalizar. Puedo decir que en estos momentos recomiendo leer “Ensayo sobre la lucidez”. Me parece que José Saramago describe, de forma adelantada, lo que está pasando en el mundo, el valor de los ciudadanos, la desafección de la política en el mundo occidental, con unos niveles de abstención enormes, la emergencia de movimientos sociales en África…El valor de los ciudadanos, insisto. Claro que para entender bien “Ensayo sobre la lucidez” hay que leer antes “Ensayo sobre la ceguera”. Para conocer a Saramago, cualquier libro está bien. Al principio cuesta, porque Saramago no da la lectura masticada, pero cuando se le pilla el tranquillo uno entiende que el autor le ha respetado, ha dejado que sea el lector el que ponga la respiración al libro.

En los últimos 9 meses se han sucedido muestras de cariño constantes. En Lanzarote  ha sido invitada de honor en actos como la presentación de la biografía de Saramago en la FCM el mes de julio, en encuentros íntimos en su biblioteca a los dos meses de su desaparición, en homenajes como el celebrado el 12 de septiembre en Mallorca en el Hotel Formentor, el organizado por Mararía en las instalaciones de la Sociedad Democracia en octubre y tantos otros que lleva en el corazón.

7. ¿Cuál es su siguiente proyecto? 

R) Se  han conmemorado los nueve meses hasta este de marzo, que ya acabamos. En distintas ciudades y países, como Brasil, Argentina, México, Francia, Turquía… además de Portugal y España. En enero, por ejemplo, la Junta de Andalucía hizo, el 18, un homenaje maravilloso en el teatro de la ópera. En febrero fue en Barcelona, escritores y artistas leyendo a Saramago, antes fue en Madrid, con la participación de las personalidades más destacadas de la vida cultural, desde músicos, a jueces, a periodistas, a actores… Así duerante nueve meses, los que Saramago considera que se tarda en morir. En todos se ha brindado por Saramago. Pero este ritual ya ha acabado: Saramago ha muerto, esta es la cruda realidad, nunca más lo veremos. 


El día 29  de enero se presentó en Lanzarote la película “José y Pilar”. Una lección al esfuerzo, a la perseverancia, en definitiva, a la lucha por el cambio. El 15 de abril con ocasión de la entrega de premios del concurso literario “La balsa de piedra” en San Bartolomé se proyecta de nuevo.

8.- ¿Cómo fue la experiencia del rodaje de “José y Pilar” con Miguel Gonçalves? 

R) Muy buena: ellos, los cineastas, no interfirieron en nuestra vida, nosotros tampoco en la de ellos. Al final quedó un trabajo muy digno, bello y divertido, que cerrará el Festival de Guadalajara, en México, el más importante del ámbito español. Todos estamos contentos. Es una película inagural, un autor que se deja retratar. No es un actor haciendo de Saramago, es el mismo Saramago viviendo, que no actuando, en la película.

 Y para terminar 

9.-  ¿Tiene la Fundación José Saramago una línea de trabajo relacionada con la difusión de la cultura y la promoción de la creatividad?

R) La Fundación José Sramago tiene muchos proyectos, pero conviene que quede claro que no es la Fundación quien lleva “A Casa”, que son entidades distintas, ya que la Fundación es portuguesa. Esto es una sociedad española, que ha contratado a españoles para llevar a cabo un trabajo cultural. 

10.- ¿Desea añadir algo más a la entrevista?

R) Un  sueño de Saramago: que la biblioteca albergara a escritores de todo el mundo. Estamos buscando la fórmula para poder invitar a escritores que vengan a Lanzarote a pasar varios meses, vivan en las dependencias que se dispongan y, como contrapartida por los meses que les ofreceremos, sólo le pediremos que den una conferencia en Lanzarote y pongan que el libro fue escrito, en parte, en esta isla maravillosa. 

Mass Cultura  agradece a la Presidenta de la Fundación Saramago su colaboración y el que cumpla el deseo que el  Premio Nobel le confesara: “Continuarme”


A CASA (Tías, Lanzarote, 18.03.2011)


Páginas vistas en total

Archivo del blog

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
José Saramago
"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible av
anzar cuando se mira lejos"
Ortega y Gasset
"Concedeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las que sí puedo y la sabiduría para establecer esta diferencia"

Epícteto

Comentarios

Seguidores de Facebook

Seguidores de Google+