Un paseo de 9 meses

En Madrid - 1997
Ha llegado el plazo, madre. Nueve meses. Un margen que nos permite estar todavía presente en la tierra antes del viaje definitivo al haz de luz cósmico. Un periodo coincidente con el necesario para gestar una nueva vida. Esta reflexión procede de la novela "El año de la muerte de Ricardo Reis" del escritor portugués José Saramago. Supone un intervalo que nos dirige a afrontar la decisión del destino y posibilita la despedida entrañable de familiares y amigos.
El 3 de diciembre, día de San Francisco Javier, también se cumplen 23 años de mi salida definitiva del hogar en Madrid para residir en la isla de Lanzarote. 
Ahora me acompaña el vaivén de las olas, la cadencia de su ritmo recordándome con suave murmullo que el sueño de aquel apacible domingo se prolonga en la misteriosa naturaleza. La voluntad divina de esa premonitoria tarde elegía la fecha que debía ser la justa. No era entonces el momento de comprenderlo. Se necesitaban los días precisos para descubrir cartas, mensajes e incluso confesiones de inesperadas amigas. 
Y mientras contemplo, en esta noche de sosegada calma, los secretos del ocaso, me parece que las recias palmeras, arrullan una longeva sombra que, mecida por el viento, es elevada a nuestro cielo más puro con una plácida sonrisa.
Tras 9 meses recupero mi imagen en el mundo virtual con un fondo oceánico en el que tantas veces, madre, tu mirada se ha posado.

Lanzarote

1 comentario:

  1. Siempre supe que había poesia en ti, ahora se que esta poesia tuya nace del sentimiento noble que brota de tu saber estar en la vida. Lluís desde Formentor/Barcelona

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
Saramago

"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible avanzar cuando se mira lejos"
Ortega y G.

Comentarios

Seguidores de Facebook

Seguidores de Google+