El gato persa que quería comer caviar - Ata Pouramini

Editorial VIVIRBOOKS

“El gato persa que quería comer caviar” (Ed. Vivir Books) es un libro de Ata Pouramini (Irán), Doctor en Quiropráctica. Es el relato de su propia vida y sus múltiples vicisitudes, como la de pasar de ser plenamente feliz en su infancia residiendo en Inglaterra y EEUU a ser testigo en su país de la guerra con Irak (1980-1988). Todas las afronta y obtiene de ellas la noción necesaria que le permitirá cumplir sus anhelos a nivel personal y profesional.

El autor señala al principio la siguiente cita:
“Has nacido con potencial, con bondad y confianza. Has nacido con ideales y sueños, has nacido con grandeza. Has nacido con alas, no para arrastrarte, así que no lo hagas. Tienes alas, aprende a usarlas y vuela” (Rumi, poeta y místico persa, 1202-73)

El libro está organizado en 19 capítulos, llamados huellas. A través de ellos, el autor interactúa con los lectores, planteándonos preguntas como: ¿Qué significa el éxito para nosotros? ¿Es en sí una creencia? Ata Pouramini afirma que cada persona define su propio éxito y que lo óptimo es mejorar y crecer por uno mismo. No podemos cambiar el mundo entero o ayudar a todos los que desearíamos, pero si llevamos a cabo un acto de bondad, ya habremos hecho algo grande.
Entre sus reflexiones destaca el orden de las prioridades en las etapas de la vida. Por ejemplo, al principio los hombres valoran más la riqueza financiera, las aventuras, el estatus social, sentir placer y el respeto de los demás, el ocio; mientras que en la segunda aparece la espiritualidad, la paz y tranquilidad, la familia, vivir en orden, honestidad y humildad.

Ata Pouramini aconseja aferrarnos a nuestros principios como hizo su abuelo, alto cargo militar del Sah, cuya decisión de ser coherente con sus ideales le salvó la vida, así como elegir un código de honor y reescribirlo según avance nuestra existencia.
El autor nos confiesa que nunca obtuvo resultados académicos buenos, hecho que le dificultó sobremanera la entrada a la Universidad en Inglaterra. Sin embargo, gracias a su persistencia logró entrar en Oxford Brooks University en 1991. Allí una compañera se dio cuenta que era disléxico como ella y, tras explicárselo siendo asimismo corroborado por un especialista, comprendió la importancia de pertenecer a un grupo de “iguales” para conseguir su sueño de graduarse. Por otra parte, afirma que el tener las cosas claras supone no ver barreras y llegar más fácil al destino.
Durante una excursión en Londres, Ata Pouramini conoció a un grupo de españoles de Yecla. Se contagió de su alegría, enamorándose de ellos, su idioma y cultura. Tras visitar España y comprobar su parecido en hospitalidad, valores familiares, tradiciones y calidad de su gente, eligió en 2002 la ciudad de Valencia para establecer una consulta de Quiropráctica. Los comienzos fueron difíciles pero su buen hacer en la profesión y la ayuda oportuna de amigos con publicaciones en revistas contribuyeron a que Ata Pouramini se hiciera un nombre y formara un equipo del que hoy en día se siente muy orgulloso, con el que ha atendido en los últimos años a más de 10.000 personas.
Sin duda comparto totalmente su filosofía de trabajo, ya que Ata Pouramini menciona que cada año mejora las condiciones laborales de sus empleados, no solo en términos económicos sino también en personales, reconociendo la importancia del eslabón que representa cada uno de ellos y dándoles calidad de vida.

Ata Pouramini
En la lectura de “El gato persa que quería comer caviar” encontrarás sentido común y diversas pautas que te acercarán a la evidencia de que los tres estados del ser humano: físico, mental y emocional deben estar en equilibrio para que la conexión con el cerebro sea perfecta. Un manual con numerosos ejemplos de solidaridad, generosidad y gratitud. Pouramini es fundador de la Fundación Javane, que ha posibilitado la constitución de un voluntariado en atención a familias desfavorecidas, un banco de microcréditos, la creación de una universidad quiropráctica en España…. “Dar es ganar”
Para Ata Pouramini es fundamental vivir en un estado de apreciación constante. El secreto de la abundancia es el manifestar sentirse agradecido por lo que se posee y no centrarse en las carencias.
¿Qué habrá inspirado al autor a elegir el título “El gato persa que quería comer caviar”? Descúbrelo en las huellas de Ata Pouramini quien considera que
 “En esta vida es mucho mejor ser jugador que espectador”

0 comments:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

Vistas de página en total

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
José Saramago
"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible av
anzar cuando se mira lejos"
Ortega y Gasset
"Concedeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las que sí puedo y la sabiduría para establecer esta diferencia"

Epícteto

"La ingratitud es el precio al favor inmerecido"

Ignacio Manuel Altamirano

"Se viaja para contemplar con los propios ojos la ciudad apetecida y saborear en la realidad el encanto de lo soñado"
Marcel Proust
"Pero cuando nada subsiste ya de un pasado antiguo, cuando han muerto los seres y se han derrumbado las cosas, solos, más frágiles, más vivos, más inmateriales, más persistentes y fieles que nunca, el olor y el sabor perduran mucho más, y recuerdan, y aguardan, y esperan sobre las ruinas de todo, y soportan sin doblegarse en su impalpable gotita el edificio enorme del recuerdo"

Seguidores de Facebook

Comentarios

Archivo del blog