Las cuentas de la felicidad - Sandra Ibarra

El viernes 3 de julio se presentó en la sala de Arte "La Ermita de San Antonio" (Tías) el libro "Las cuentas de la felicidad". Su autora es Sandra Ibarra, presidenta de la Fundación que lleva su nombre.
La modelo y comunicadora explicó con todo detalle cómo supo que sufría de cáncer en el año 1995 y el giro que dio su vida a partir de aquel momento. Acababa de llegar de Medina del Campo a Madrid para cursar estudios de "Ciencias de la Información" en la Universidad. Deseaba compatibilizarlo con actividades en agencias de publicidad. Sin embargo los dolores motivaron su ingreso, analíticas y la alarma familiar al comprender la envergadura de la enfermedad a la que se debían enfrentar.

Sandra destacó la valentía de su madre al saber la noticia y desplazarse a Madrid. Desde ese momento la acompañó a todas las revisiones e hizo suya la enfermedad hasta el punto de nombrarla en plural. Contaba con una fuerza poderosa que es sin duda la del amor. Tras una primera recuperación e intuir la "maldita oportunidad que le había dado la vida", Sandra vuelve a matricularse en la carrera y empieza a trabajar en la Asociación Española contra el Cáncer.
Un 11 de septiembre de 2002 es consciente de nuevo, como paciente oncológico que es, de una recaída. Se enfada con la humanidad pero reacciona y le dice al cáncer -Te vas a esperar -. Y es que se había comprometido con la presentadora Silvia Jato a participar en el programa "Pasa Palabra" de Antena 3. Al día siguiente ingresa en el hospital, en el que pasará 47 largos días. Sufre las consecuencias de la quimioterapia y agresivos fármacos: caída del pelo, neumonía, herpes, tos, encías retraídas, hematomas ... A la salida las palabras de la gente la aliviaron: "Guapa", "Te queremos" ... Está segura que si hubieran existido entonces las redes sociales habría sentido aún más cerca este cariño. 
En el año 2009  vive otra amarga experiencia hospitalaria, en la 6ª planta del corredor de La Princesa, en la ya conocida burbuja. Sale el 23 de diciembre para cenar en familia.
La música significa mucho para Sandra y en especial la interpretada por su grupo favorito "Los Secretos", a los que pudo ver en Medina del Campo, desde la terraza  de unos amigos que instalaron un sofá (aliviándole así su cansancio casi crónico) y en el 30 aniversario celebrado en la Plaza de Toros de las Ventas de Madrid.
¿Su color preferido? El naranja. Un color positivo igual que su actitud que le ha llevado a conocer a Paulo Coehlo, Álvaro Urquijo y crear la Fundación Sandra Ibarra con objetivos solidarios en la ayuda a la investigación de la leucemia linfoblástica.
Existe un proyecto en común con AFOL (Asociación de Familias Oncohematológicas de Lanzarote) y el Ayuntamiento de Tías. Se anunció que el 21 de septiembre se llevará a cabo la carrera y marcha "Juntos por la vida" para obtener recursos que logren paliar las carencias que existen en ámbitos como el de la psicología en AFOL o conceder becas que posibiliten en un futuro frenar esta enfermedad.

Recuerden "Enferma el cuerpo, pero el paciente no debe dejar que lo hagan ni la mente ni el espíritu. Será fundamental para la curación".


Sandra Ibarra con Syra Jiménez-P. Arias

0 comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
Saramago

"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible avanzar cuando se mira lejos"
Ortega y G.

Comentarios

Seguidores de Facebook

Seguidores de Google+