Los ojos del tuareg de Alberto Vázquez-Figueroa

Esta novela es considerada por su propio autor, Alberto Vázquez-Figueroa, su obra literaria más importante. Concluida 20 años después de su inicio (Lanzarote-Madrid junio 2000) a raiz de un rally celebrado en el corazón del Sáhara que motivó a Vázquez Figueroa a denunciar las injusticias sometidas a este noble pueblo tan respetuoso con la Ley de la Hospitalidad.
Gacel Sayah, admirado tuareg que había demostrado que con astucia, valor y resistencia era posible derrotar a un ejército, comete un error fatal. El valeroso inmouchar mata al hombre que protegía, instaurándose como consecuencia una dictadura. Su familia y sirvientes se verán abocados a un incesante éxodo por las dunas debido a sus innumerables enemigos.
Su refugio será un lugar solitario y seguro en el Teneré donde construirán un pozo en la mitad de la nada.
Una mañana, a finales de verano, aparecen dos hombres desorientados buscando el pozo de Sidi-Kaufa. Son realmente dos participantes de un rally que se dirigen a El Cairo. La familia compuesta por Laila, la madre, y los 3 hijos, Gacel, Ajamuk y Aisha, no comprenden cómo arriesgan la vida por una prueba deportiva de la misma forma que ellos no logran entender su hogar basado en un pozo, un huerto, 3 palmeras y una docena de cabras y camellos. Los pilotos reanudan su camino y 2 horas después los Sayah reciben otra visita que cambiará el transcurso de sus vidas. La imprevisible reacción de Marc, uno de los recién llegados, les hará plantearse su suerte y la necesidad de cumplir la ley de los tuaregs:
Quien comete un delito debe pagar por ello.

Una historia de supervivencia, de profundos valores como la familia y la justicia.  Los tuaregs poseen un carácter paciente y dotado de gran fuerza de voluntad marcado además por la herencia de sus antepasados.
Pág. 66
"Un tuareg nunca debe luchar contra un enemigo más débil puesto que eso es a todas luces indigno. Tampoco debe luchar contra un igual, a no ser que también sea tuareg, pero en ese caso únicamente la suerte decidirá el resultado, por lo que la victoria carece de mérito. Eso quiere decir que un auténtico inmouchar tuareg tan sólo debe enfrentarse a quien sea más fuerte que él con el fin de que pueda sentirse justamente orgulloso de su triunfo".

Vázquez-Figueroa
La novela es una lección de justicia donde no cabe el dinero porque simplemente para el tuareg no cuenta en tanto que el rally significa un negocio indiscutible.

Alberto Vázquez-Figueroa nació en Santa Cruz de Tenerife en 1936. Su familia fue deportada por motivos políticos a África, donde el autor pasó sus años de infancia y adolescencia. A los 20 años se convirtió en profesor de submarinismo en un buque-escuela. Cursó estudios en la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid y, a partir de 1962, empezó a trabajar como enviado especial de Destino, La Vanguardia y, posteriormente Televisión Española. Tras quince años de periodismo se centró en su trayectoria literaria, con más de 40 libros publicados y traducidos a diversos idiomas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
Saramago

"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible avanzar cuando se mira lejos"
Ortega y G.

Comentarios

Seguidores de Facebook

Seguidores de Google+