Película "José y Pilar"



El sábado 29 de enero se proyectó en los multicines Deiland  en Lanzarote la película “José y Pilar” tan esperada por todos los que deseábamos ver al literato los últimos 4 años junto a su compañera de viaje. Un film coproducido por el cineasta brasileño Fernando Meirelles (Ciudad de Dios, El jardinero fiel, A ciegas) y los hermanos Agustín y Pedro Almodóvar (El Deseo).
Pilar del Río nos presentó con cariño a su director portugués Miguel Gonçalves Mendes quien a modo de diario de imágenes nos hace espectadores de la pareja en su vida cotidiana respetando el pacto acordado con los protagonistas que consistía en no interferir en sus actividades normales. Y aunque Pilar del Río, con su humor habitual, nos confesó que el zoom en ocasiones llegaba hasta la tetera, no afectó a su naturalidad y a su día a día.


La película dura 128 minutos y se basa en la novela “El viaje del elefante”  que supuso un reto para el escritor por su delicado estado de salud. Está dividida en tres actos en los que interpretamos la metáfora de la trayectoria de José Saramago desde su proceso creativo en 2006.


Observamos al cómplice matrimonio retratado en sus momentos íntimos: sentados en el sofá cogidos de la mano viendo las noticias o desayunando; en sus múltiples apariciones profesionales: ferias del libro y respondiendo a medios de comunicación e incluso coordinando su intensa agenda  con la ayuda de Javier y Saro. Somos testigos del hombre, del escritor y del intelectual que se manifiesta tal y como es: sensible, respetuoso, cercano, sereno, lúcido, paciente, incansable, agudo, exigente y sobre todo enamorado de una gran mujer cuyo nombre “Pilar” figura en innumerables dedicatorias que emocionan por el inmenso amor implícito como “A Pilar, que no dejó que yo muriera”.
Siempre conservaré en la retina la emoción que Saramago desprende al contemplar un sueño hecho realidad: su propia biblioteca, la que custodia y venera miles de  ejemplares, entre ellos también los suyos, que serían partícipes de encuentros de admiradores o amigos que acudirían desde su apertura a saludar al Maestro de las letras y del pensamiento. Tampoco se borrará de mi mente su mirada en la exposición “La consistencia de los sueños” que organizó la Fundación César Manrique en 2007 o sus lágrimas tras el óptimo resultado de la versión cinematográfica de su novela “Ensayo sobre la ceguera”.
En “José y Pilar” presenciaremos vivencias felices como la renovación de su matrimonio en Castril (Granada) con un SÍ rotundo y también desgarradoras en las que Saramago alivia con caricias el  dolor de Pilar ante el fallecimiento de su madre.
La película es una lección sin duda al esfuerzo, a la perseverancia, a la lucha por el cambio en el que no entra la posibilidad de decaimiento ya que el equipo que conforman José y Pilar tanto en el ámbito profesional como conyugal es firme, con una voluntad férrea que no admite la debilidad como demostró José Saramago hasta el final. Ha querido siempre cumplir con todos sus compromisos y era tan acelerado el ritmo que sugería reencarnarse en un árbol para tener las raíces bien aferradas al mismo lugar. Una vez más su tono irónico nos hace sonreír porque aún cansado  lo veremos atendiendo a sus fieles lectores en infinitas colas o subir a la cima de Montaña Blanca ante la sorpresa de su mujer que lo acompañará, a pesar del enfado por tan repentina decisión.
Pilar, Pilar, Pilar…Su voz se escuchaba como si estuviera allí mismo en la sala llamando a la mujer que tanto tardó en llegar pero que desde que apareció transformó su vida llenándola de energía, de luz, de color y de trabajo. Sí porque Pilar es también incombustible y era consciente de que a José le faltaba tiempo, que cada día que pasaba era irrecuperable; quizás por este motivo no disfrutaban de vacaciones desde hacía 20 años pero sí de una vida plena en la que ambos sabían su función y que había que aprovecharla al máximo.
José no temía a la muerte y estaba seguro que tras producirse seguiría en conexión con Pilar, la depositaria del deseo que el Premio Nobel le confesó: “Continuarme”
Y como su espíritu noble lo merece les propongo que viajen con el fragmento de la vida de "José y Pilar”. Serán transportados a Azinhaga (Portugal) en la presentación de su libro “Las pequeñas memorias”; São Paulo, Río de Janeiro (Brasil); Guadalajara (México); Madrid, Lanzarote, Ferrol, Castril; Helsinki (Finlandia) y sentirán que el verdadero amor existe.
La Presidenta de la Fundación Saramago se siente privilegiada por haber compartido su vida con un ser extraordinario cuyo  reconocimiento se está realizando mundialmente.
Debido a la sencillez y humanidad que siempre ha caracterizado al escritor terminaré citando un hecho que hizo vibrar recientemente a Pilar del Río. Fue en México en un homenaje que un grupo de niños , de la mano de su profesora, realizaba a Saramago. Recitaban el siguiente estribillo:

Saramago no era un vago
por eso de mayor se hizo mago
y puso a los demás a pensar.

 -Déjate llevar por el niño que fuiste- decía Saramago en “Las pequeñas memorias” y precisamente el comentario de un niño al ver a Pilar del Río y presentarla como la novia de Saramago hizo aflorar el llanto que su mujer contiene desde hace ya más de 7 meses.
El escritor sigue vivo a través de sus libros, de su mascota “Camoes” que apareció coincidiendo con el premio otorgado y sin duda de la labor que Pilar del Río lleva a cabo con tanto esmero. Y volviendo a la metáfora de “El viaje del elefante” recordemos al cornaca Subhro, su guía y cuidador hasta su destino, preocupado por el bienestar de Salomón. Este mismo sentimiento es el que Pilar del Río ha sufrido desde la enfermedad de Saramago, la tensión de comprobar cómo se debilitaba y su responsabilidad de protegerlo. A raíz de este hecho Pilar tuvo que revestirse de hierro y reducir la actividad de la agenda cancelando citas. Sin embargo, la capacidad creativa de Saramago siguió su ritmo acostumbrado, leyendo periódicos y realizando colaboraciones casi diarias para su blog.
Y desde este blog que, como afirmaba Saramago -ilumina el camino al autor- les invito a que divulguen la película  “José y Pilar” que nos servirá como referencia para PENSAR y VIVIR.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
Saramago

"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible avanzar cuando se mira lejos"
Ortega y G.

Comentarios

Seguidores de Facebook

Seguidores de Google+