Volví

Una buena amiga y alumna, Karina, me pidió hace unos días que leyera esta poesía que su madre, Delta Solari Roldán, escribió en agosto de 1984.
El amor está presente en cada uno de sus versos así como la fuerza que desprende en su generosidad  con el que lo acepte. Me es grato compartirla con los lectores de este blog.

VOLVÍ


Conocí aquel túnel, con su blanco grisáceo,
su silencio profundo, con poder que atraía,
hacía que mi mente, en blanco se quedara,
me invitaba a cruzarlo, a no pensar en nada.

Los años han pasado, desde ese momento,
un recuerdo imborrable, a la vez un tormento
que adelanta un futuro, que no se sabe cuándo
pero inexorablemente, tendré que atravesarlo.

No se si Dios no quiso o si  fue mi destino,
no llegar al final, de ese corto camino,
porque su claridad, podía vislumbrarla
y no quise mirar, qué luz iluminaba.

No estoy arrepentida, de no haberlo cruzado,
los años regalados, fueron los más felices,
valorar esta vida, con todos sus momentos,
me hicieron comprender, que bien valió mi intento.

Mi intento de creer, que me necesitaban,
que no había llegado, el fin de mi jornada,
que aún en este mundo, me debía quedar
y darle mucho amor, a quien me sepa amar.

1 comentario:

  1. Syra,como ya sabes al final mi mama atraveso el tunel...inexorablemente....quizas desde donde este siga escribiendo sus poesias.
    Siempre voy a estar muy agradecicida por tu cariño y generosidad.
    Gracias!!!!
    Karina.

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
Saramago

"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible avanzar cuando se mira lejos"
Ortega y G.

Comentarios

Seguidores de Facebook

Seguidores de Google+