Microrrelato: La señal

Acabo de regresar de la inauguración del Lanzarote Ocean Film Festival en A CASA dentro de los actos "90 Años con Saramago 1922-2012". Y todavía en tono de sintonía oceánica, con el sabor del salitre en los labios y la satisfacción de ver a todos los asistentes escuchando cautivados los poemas y vivencias, en esta tierra volcánica, del Premio Nobel, me comunican que soy finalista de la segunda edición del Certamen de Microrrelatos de Radio Lanzarote. Las bases exigían un máximo de 100 palabras en las que se incluyeran los términos "isla-verano-radio". Y así nació "La señal".

Es curioso no remití más que mi pseudónimo al correo indicado y, sin embargo, aparece mi nombre publicado con el primer apellido cortado. En fin, amigos, no crean que soy tiquismiquis, es una mera puntualización correspondiente a la herencia paternal y al hecho de que supuse que el pseudónimo encubriría los datos personales en vez de complementarlos.
Antes de presentar mi sencillo microrrelato quería añadir que ayer, 3 de octubre, mirando en los "Cuadernos de Lanzarote II" los párrafos de José Saramago relacionados con el mar, me fijé, por azar, en la página 43 relativa al 29 de enero 1996. En ella Pilar del Río se refería a un almuerzo en casa de la familia Ribeiro de Meneses (embajadores portugueses) y la emoción que le había causado descubrir en su biblioteca casi todos los libros de Saramago con señales de haber sido leídos con esmerada atención. Registraba asimismo en su corazón las dedicatorias ofrecidas que no eran de circunstancia. Pues bien, ésta tampoco lo es:

Microrrelato "La señal
Dedicado a todas las mujeres que, aún padeciendo duros momentos  de inestabilidad laboral y familiar, son capaces de mantenerse erguidas como una roca y ser siempre camino.


"En esta isla de viento, en la que toda creación es posible, el verano abre de nuevo su puerta a privilegiados espíritus viajeros. Clara, mujer madura y de férrea voluntad, contempla el amanecer mientras conduce. Se dirige a su puesto de trabajo. Hoy es el último día.   
- Lo sentimos. Nos vemos obligados a despedirla. Ya sabe, la crisis.
Ahoga un suspiro. Inicio del que intuye será un difícil camino laboral. Separada y con dos hijos en edad escolar. Sus ojos se llenan de lágrimas. Temblorosa sintoniza la radio emitiendo oportuno mensaje. Reconoce la voz. Interpreta la señal"

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
José Saramago
"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible av
anzar cuando se mira lejos"
Ortega y Gasset
"Concedeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las que sí puedo y la sabiduría para establecer esta diferencia"

Epícteto

Comentarios

Seguidores de Facebook

Seguidores de Google+