Una gran deuda de lectura - Víctor Álamo de la Rosa

Víctor Álamo de la Rosa
El viernes 23 de mayo, un grupo de lectores, escritores y gente afín a la literatura, compartimos una tarde en las instalaciones de la Academia Esacan, en Arrecife, de la mano del escritor tinerfeño Víctor Álamo de la Rosa.
El propósito era aproximarnos, con unas reflexionadas directrices, al amplio universo de la poesía y la narrativa. Dentro de los movimientos literarios y a través de los poetas, vimos la evolución de la poesía y analizamos algunas de las importantes creaciones de Garcilaso de la Vega (1501-36, Soneto XXIII), San Juan de la Cruz (1542-91, Noche oscura del alma), Quevedo (1580-1645) y Góngora (1561-1627, Sonetos). Sus metáforas nos envolvían de sensaciones. Sin duda, estábamos ante grandes autores y, una vez más, al releerlos, no podíamos más que afirmar su extraordinaria capacidad y fuerza. Sirva como ejemplo:

 "Amor constante más allá de la muerte" (Quevedo)
Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora a su afán ansiosa y lisonjera

mas no, de esotra parte, en la ribera,
dejará la memoria, en donde ardía:
nadar sobre mi alma el agua fría
y perder el respeto a la ley severa.

Alma a quien todo un dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
médulas que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrá sentido,
polvo serán, más polvo enamorado.

Proseguimos, en el s. XIX, con Charles Baudelaire y Arthur Rimbaud, antecedentes de las vanguardias del s. XX que suponen el nacimiento de la modernidad poética. Nos acercamos a la poesía pura, la metapoesía y la retórica del silencio con Pedro García Cabrera, S. Mallarme, P. Valery, Juan Ramón Jiménez y José Mª Millares Sall.

Tras una breve pausa nos centramos en la narrativa. Víctor Álamo de la Rosa dio pautas para escribir una novela. Entre ellas:
- tener continuidad.
- conocernos a nosotros mismos como escritores (qué visión poseemos del mundo).
- aplicar inteligencia/capacidad de emociones e imaginación.
- escribir lo que nos gustaría leer.
- poseer memoria/entendimiento y voluntad.
- la escritura debe ser rigurosa, pensada y meditada.
- intuir.
- ser entusiasta.

Se hizo hincapié en los tipos de narrador: omnisciente, protagonista y testigo; de estilo: directo, indirecto libre, monólogo interior y técnicas narrativas: elipsis, analepsis y prolepsis.

Se comentaron párrafos de las novelas "El nombre de la rosa" (Umberto Eco), "Lugar llamado Kindberg" (Julio Cortázar), "Viajes por el Scriptorium (Paul Aster), "La Regenta" (Clarín), "Mararía" (Rafael Arozarena), "Crimen y castigo" (F. Dostoievski) y "Crónica de una muerte anunciada" (Gabriel García Márquez).

Víctor Álamo de la Rosa (santa Cruz de Tenerife, 1969)  nos leyó fragmentos de varias de sus obras publicadas y finalizó firmando ejemplares a los asistentes al curso. 
Su segunda novela, "El año de la seca" (1997), Tropo editores, vio la luz en 1997, en portugués, en Río de Janeiro. Es ésta ahora la lectura que me acompaña. Resalto las siguientes palabras del prólogo, cuyo autor es el Premio Nobel de Literatura, José Saramago, escritor que llegó a mi vida en un momento crucial:

"A pesar de todo, los escritores ayudan, acompañan, y hasta es posible que transformen a algún lector que haya decidido acogerse a la lectura para hacer de ella un acto de amor, un ejercicio de comunicación entre dos personas reales, autor y lector unidos en el objeto tangible que es el libro, en la voluntad creadora que es la práctica de la lectura".

Mi agradecimiento a Manuel Concepción Pérez, autor de los poemarios "Poemas de amor y vida" y "De punta a punta" por haber organizado este agradable encuentro en el que coincidí con buenos amigos como Elimaida Vargas, Pepa González, Inés Fc, José A. Vega, Luis Díaz Feria, Sergio Valdés, Ricardo Flores Sánchez-Pastor, Manuel Arroyo, Teresa ... 

¡Sigamos caminando por las letras!

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
José Saramago
"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible av
anzar cuando se mira lejos"
Ortega y Gasset
"Concedeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las que sí puedo y la sabiduría para establecer esta diferencia"

Epícteto

Comentarios

Seguidores de Facebook

Seguidores de Google+