Casa Tomada y otros relatos - Julio Cortázar

En el 100 aniversario del nacimiento del escritor argentino Julio  Cortázar (26 agosto 1914) un pequeño homenaje a uno de sus relatos más conocidos que forma parte de esta deliciosa lectura que también comprende "Autopista del sur" y "Carta una señorita en París".

CASA TOMADA
En una casa antigua y muy amplia de Buenos Aires viven dos personas, el narrador e Irene, dedicados a mantenerla en perfecto estado con todos los recuerdos de familia. Cada día realizan las mismas rutinas y se complacen en observar el resultado y disfrutar de su soledad. Irene es una joven tranquila, nacida para no molestar a nadie, a la que le gusta tejer prendas prácticas. Se han adaptado el uno al otro renunciando a otras propuestas de compromiso. Reciben rentas del campo y no necesitan nada fuera de sus rutinas. El narrador demuestra su admiración y respeto por los gustos y tareas de Irene. Les une la casa siendo los últimos descendientes de su árbol genealógico. La veneran aunque no la utilizan en su totalidad.
Sólo eligen una parte para su cotidianeidad. Casi nunca van más allá de la puerta de roble. Sin embargo saben que la casa ha sido tomada en algunas estancias y se resignan a hacer vida cerrando la puerta del pasillo. Menos obligaciones y más tiempo libre aunque se van quedado atrás elementos imprescindibles como los libros de literatura francesa. A partir de ahora la cocina y el dormitorio de Irene se convierten en el lugar de reunión hasta que de nuevo se produce el hecho insólito. Una noche se escuchan ruidos e intuyen que también se ha tomado esa parte. Eran las 23h y ambos iban con lo puesto. Cierran la puerta de la entrada y tiran la llave a la alcantarilla. Así evitaban que a algún pobre diablo se le ocurriera entrar a robar con la casa tomada...
Ideas
- No se precisa la relación familiar de ambos personajes: el narrador e Irene. El lector pensará que son hermanos y que ocultan con su silencio un posible incesto. Quizá sea precisamente este hecho reprobable el que haga que la fuerza de sus antepasados les vayan retirando poco a poco de la casa familiar hasta echarlos definitivamente.
- Su pasividad asombra. No demuestran curiosidad ni luchan por enfrentarse a esa desconocida fuerza.
"Estábamos bien y poco a poco empezamos a no pensar. Se puede vivir bien sin pensar"
- La personificación de la casa crea un ambiente fantástico. El sonido derivado por ella es evitado por ambos no escuchándolo. Corresponde a lo sobrenatural.
- Al abandonar la casa se rompe el vínculo con el pasado y surge la esperanza de un cambio en las vidas de los personajes.

AUTOPISTA DEL SUR
La historia transcurre la tarde de un domingo de agosto en la autopista francesa que une las ciudades de París y Marsella. Se produce una tremenda congestión automovilística que desencadena diversas reacciones de los conductores. Algunos toman partido de la situación como la joven del Dauphine, el ingeniero del Peugeot 404 y el hombre del Taunus; otros permanecen ajenos como el hombre pálido del Caravelle o el del Floride.
Al principio se confía en una pronta solución y en que la policía disuelva el embotellamiento de las 12 filas.  Las circunstancias de sus conductores son heterogéneas: las monjas que llevan hortalizas frescas para la cocinera, el matrimonio del Peugeot que desea no perderse los juegos televisados de las nueve y media...No se sabe el motivo real, se barajan diferentes hipótesis como el posible accidente cerca de Corbeil. Anochece, se conocen noticias contradictorias y apenas se avanza.
La gente comienza a solidarizarse y compartir sus escasos víveres: sándwiches, chocolate, caramelos, botellas de limonada... El agua escasea y los niños y los mayores lo acusan. El ingeniero y la joven del Dauphine exploran las filas en búsqueda de algún líquido para saciar la sed de los más pequeños. El sueño y el cansancio enmudece el ambiente.
Amanece un nuevo día, el calor se manifiesta así como el llanto de los niños. Se decide establecer una coordinación de actividades cuyo responsable sería Taunus para que a nadie le faltara de comer o beber en el tiempo restante de espera. Incluso se habilita un vehículo como ambulancia. De nuevo llega el hastío de la noche y un inesperado hecho: el suicidio del conductor del Caravelle.
La situación empeora. Las baterías empiezan a descargarse y se decide emplear dos de los mejores coches equipados para los enfermos. La desesperación se torna en llanto. Lo único que se puede hacer es seguir administrando los fondos comunes sacando el máximo partido de algunos trueques y confiar en que no se agote la fuente de suministros. Todo sucede de manera imprevisible como la segunda muerte: la de la anciana del ID.
Y de repente un espontáneo vigía les anticipa que por fin se vislumbra algo en el horizonte. Los coches arrancan con un mismo impulso y el grupo empieza a disolverse. Suenan las bocinas, la velocidad se incrementa y cada uno de ellos mira ya hacia adelante. Vuelven a ser desconocidos.

Ideas
- Cohesión del grupo ante la adversidad.
- La necesidad les empuja a organizarse y buscar el bienestar de los débiles, estableciendo horarios.
- Al romperse el nexo de unión cada uno regresa a su individualidad.
CARTA A UNA SEÑORITA EN PARÍS
Este cuento pertenece a la obra "Bestiario" (1951). El narrador escribe una carta a la señorita Andrée. Le informa de que ya ha efectuado la mudanza a su piso. Le confiesa que de cuando en cuando siente una pelusa subiendo por la garganta y vomita un conejito blanco. Ya le ocurría en su anterior hogar y los alimentaba con trébol sembrado en el balcón de su casa.
Los guarda en el armario de su habitación y ni siquiera la sirvienta, Sara, sospecha de su existencia. Ya son 10 y duermen de día. Por la noche los deja libres y está contentos. Sin embargo él llegó a esa casa para descansar. Los amigos le llaman para salir pero se inventa excusas.
Prosigue con calma la carta hasta llegado el punto en el que se sincera con Andrée sobre la llegada del undécimo conejo y el comportamiento de los demás afectando al orden en la casa y su limpieza. Hasta ese momento todo era esperanza y trébol. Sin embargo, su vida acabará en suicidio.
 Ideas
- El narrador padece un trastorno psicológico que precisa de reposo. La aparición de los conejos agrava su estado ya que se adapta a sus horarios.
- Le preocupa el estado del apartamento prestado tras su estancia.
- Se asocia a los conejos con una metáfora sobre la obra creativa del narrador (escritor).

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
José Saramago
"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible av
anzar cuando se mira lejos"
Ortega y Gasset
"Concedeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las que sí puedo y la sabiduría para establecer esta diferencia"

Epícteto

Comentarios

Seguidores de Facebook

Seguidores de Google+