Una estrella más en el cielo (A mamá)

María Arias Collados (06/04/1963)
Madrileña castiza, nacida en la calle Alcalá. Una infancia y adolescencia que siempre recordó con nostalgia por sentirse muy feliz. Su padre, José, inspector de policía, la cuidó con extrema protección, quizá por los peligros que diariamente vivía en su profesión. Y una madre, Josefa, que ya en la década de los 50 fue emprendedora, haciéndose cargo de un taller de tintorería en la calle Jesús, perteneciente a sus suegros.
Allí, mi madre, conoció a estrellas de la época que se alojaban en el Hotel Palace y requerían los servicios de lencería como el cantante Luis Mariano, actores y toreros afamados. 
Con su abuela María acudía al cine Doré y pasaba entretenidas tardes. Esa pasión por las películas nunca la abandonó al igual que la música. En el piso de arriba los maestros Rafael de León y Manuel Quiroga componían, normalmente por la noche, de modo que el ruido de los pasos en la inspiración eran frecuentes. 
Con tan sólo 16 años, de manera espontánea, participó en un concurso de belleza quedando como primera dama de honor a pesar de la insistencia del público en afirmar que "la morena de expresivos ojos y ondulada melena debía ser Miss Madrid". Aconsejada por su padre no accedió a formar parte de ese mundo y prosiguió con sus estudios en San Estanislao de Kostka.
Y llegaron los 60, las salidas con amigas, la moda tan femenina (en la que muchas mujeres habían aprendido "corte y confección") saliendo a la calle con trajes entallados y sus delicados complementos. Sin embargo también se originó el hábito, entonces considerado elegante en los círculos sociales, de aprender a fumar. De la mano de una de sus mejores amigas, Ángeles Escribano (Miss Madrid, 1965), miembro del grupo Las Chic, lo probó en la conocida Granja Callao.
Luis Jiménez-Pajarero 
En una de esas tardes apareció un joven que estudiaba Bellas Artes. Había nacido en Barcelona aunque era más honda su raíz gaditana. Acompañado de su primo no dudó en acercarse. La belleza de una de ellas le cautivó a primera vista. Era el año 1962 y la secretaria, experta en taquimecanografía, se casó con Luis en la iglesia de los Jerónimos (Madrid) un 6 de abril de 1963 cambiando su acomodada vida por la promesa ante el altar.

Con Syra- Talavera de la Reina
Durante una década la pintura se abre camino en Madrid, ciudad en la que nace su primera hija, Eva. Le siguen la ensoñadora población de Aranjuez y Talavera de la Reina (Toledo), lugar de mi nacimiento, en la C/General Moscardó. Un hogar en el que la creatividad de ambos se manifestó con cálidas paredes decoradas con lienzos del artista en consonancia al buen gusto de su mujer, conocedora desde niña de la calidad de los tejidos y los secretos de la aguja.
Sin embargo, bien sabemos que en España es difícil vivir del Arte y, a pesar del reconocimiento y dilatada trayectoria de Luis, la familia decide trasladarse a Barcelona en 1973.
Nuevos horizontes que permitían una existencia más estable desempeñando la labor de jefe de negociado en empresas como Seguros "Galicia" y "La Estrella" que también finalizó en 1977, fecha en la que Mari, María, Maruja o Marujita, según quien la nombrase, volvió definitivamente a Madrid, a casa de sus padres tras la separación de la pareja.

José Arias (Inspector jefe de policía)
En este entrañable domicilio falleció mi madre la tarde de un domingo mientras dormía. Un dulce sueño que iniciaba el reencuentro con los seres queridos en un mes de marzo en el que se podan los árboles dando la bienvenida al anhelado sol. Entre las obras que la rodeaban el recuerdo constante de mi abuelo José, cuyo retrato, un sencillo dibujo, realizó mi padre el 1 de febrero de 1968 cuando se desplazó a conocer a su nieta Syra a Talavera de la Reina, y un gran Quijote, el cual, ella decía le acompañaba siempre que su marido se ausentó en esos necesarios viajes de lucha por mantener a su familia.

Al sin par don Quijote -1964
Además paisajes, barrios típicos, flores, el océano... el mismo que marcaba la inevitable distancia de Lanzarote a Madrid pero que esta vez contra viento y marea me permitió cumplir su voluntad. Desde aquí mi sincero agradecimiento a las amigas que han contribuido a que así sea:

"Descansar junto a sus padres y abuelos en el Cementerio de la Almudena"

La Almudena

La familia ARIAS está unida en una sepultura cuya energía se fortalece en espíritu porque su raíz es noble, alimentada de voluntad, bondad, trabajo, generosidad, perdón, extrema sensibilidad y profundo amor a sus semejantes y a los animales que han sido fieles cómplices en su vida como Lucky, Foxy, Drake, el bardino que recogimos un 3 de marzo de 1992 y Twingo, el dálmata que siempre la ha hecho sonreir.
Es curioso pero mis padres nacieron el mes de noviembre, 7 y 28; y ambos se han ido en marzo, 3 y 29 ....



Feliz con sus nietas Cora y Marina
Mi madre tuvo muchas ilusiones, algunas las ha disfrutado, como el tener dos hijas, Eva y Syra; 4 nietos, Cora, Marina, Eduardo y María. Otras, como la romántica luna de miel a Venecia no se llevó a cabo pero sí viajes más cercanos, por España y Portugal, guiados por un "bohemio". Definición que algunos han dado a un alma de indiscutible talento que ha dejado a futuras generaciones un valioso legado del patrimonio natural y cultural de su tan querida "Patria".
¿He dicho cuál era el destino favorito de mi madre? Ah... ¡LANZAROTE! La senda continúa...

NOTA: Se lo dedico a mi familia y amigos que, reitero, han logrado que este pequeño homenaje salga a la luz aún cuando la herida está muy abierta. Ellos saben que este blog nació un 29 de marzo 2008 con la publicación de un poema .... 

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
José Saramago
"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible av
anzar cuando se mira lejos"
Ortega y Gasset
"Concedeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las que sí puedo y la sabiduría para establecer esta diferencia"

Epícteto

Comentarios

Seguidores de Facebook

Seguidores de Google+