VI Elegía - a papá

En Tías 29.03.2014
Gráciles nubes avanzan
en el enigmático azul de Lanzarote,
así como el amargo recuerdo
que tras 6 años persiste.

A pesar de las constantes tinieblas
acechantes en la vida del artista,
creíste, papá, en la esperanza
del amanecer en idílica mañana.

No fue, sin embargo, en aquel despertar
en el que pintaste tu cuadro soñado,
envuelto en sugerentes matices 
y en cielos de inimaginables tonalidades.

El Valle del Tiétar te había abrazado,
sus gentes y líricos paisajes celebrabas 
con arrolladora pasión,
presintiendo, en su seno, el eterno descanso.

No más deshumanizadas ciudades,
no más absurdas ambiciones,
no más inexplicables desvelos,
no más ciegas sociales injusticias.

En Arenas de San Pedro
sólo el amable y sencillo gesto,
el profundo sentir
de los que te conocieron.

Marzo. 3 y 29.
No es la hora que marca el reloj.
Emergente misterioso ciclo
al que mamá también se ha sumado.

Marzo. 28 y 31.
No es la hora que marca el reloj.
Es principio y fin terrenal.
Son estrellas que os protegen.

Objetos personales
Miro tus últimas gafas,
y tu inseparable Ricoh, papá.
Miro el reloj que te acompañó
en el último suspiro, mamá.

Y confío, 
ahora juntos en el camino,
quizá realicéis el anhelado viaje 
de luna de miel a Venecia.

Observad con detalle la belleza,
retratad la sonrisa de cada instante.
No os fijéis nunca en la esfera,
ya el tiempo inexorablemente se detuvo.

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
José Saramago
"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible av
anzar cuando se mira lejos"
Ortega y Gasset
"Concedeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las que sí puedo y la sabiduría para establecer esta diferencia"

Epícteto

Comentarios

Seguidores de Facebook

Seguidores de Google+