¿Fue Lanzarote la ansiada balsa de piedra de Saramago?

El sábado 31 de octubre se celebró en la Sala José Saramago de la Fundación César Manrique la Mesa Redonda titulada "¿Fue Lanzarote la ansiada balsa de piedra de Saramago?".
En ella intervinieron Pilar del Río, Presidenta de la Fundación José Saramago, y Fernando Gómez Aguilera, director de Actividades Fundacionales de la FCM y autor de los libros "José Saramago: la consistencia de los sueños", "Saramago en sus palabras" y "José Saramago: un hombre llegado a una isla", semblanza del autor con motivo de su declaración como Hijo Adoptivo de Lanzarote. El coordinador de la actividad y Profesor Tutor de la UNED de Lanzarote, Zebensui Rodríguez Álvarez, moderó la charla.

Sala José Saramago de la FCM (Arrecife)

Fundación J. Saramago
Gómez Aguilera comenzó manifestando su gran fortuna en la relación personal con el escritor portugués, José Saramago. Una honda amistad compartida por la residencia del literato en Lanzarote. A primeros de mayo de 1997 -señaló Aguilera-  José Saramago participó en la clausura de un seminario en la Universidad de Turín con la conferencia "La estatua y la piedra". Una metáfora binaria que representa dos etapas de una única búsqueda expresiva. En un principio construyó y describió la estatua que son sus libros, desde "Manual de pintura y caligrafía" (1977) hasta "El Evangelio según Jesucristo" (1991). En ese momento  sintió que debía excavar la materia prima con la que se había construido la estatua. De la fase de la Piedra surgen "Ensayo sobre la ceguera" (1995) , "Todos los nombres" (1997), "La Caverna" (2000), "El hombre duplicado" (2002), "Ensayo sobre la lucidez" (2004), "Intermitencias de la muerte" (2005), "Las pequeñas memorias" (2006), "El viaje del elefante" (2008) y "Caín" (2009).

- No escribo libros para contar historias. Soy un ensayista- decía Saramago. A raíz de la publicación de "Memorial del Convento" (1982) se le asocia con un novelista histórico; sin embargo el autor aclaraba que la novela es una ficción sobre un tiempo del pasado.
Zebensui Rodríguez Álvarez leyó en voz alta una de las célebres frases del Premio Nobel - No escribo por amor sino por desasosiego- dando paso en la conversación a Pilar del Río quien manifestó que José Saramago sentía un pesar profundo por no haber podido ir a la Universidad. En sus estudios de Formación Profesional en Cerrajería Mecánica había tenido la oportunidad de acercarse a disciplinas como literatura, filosofía e idiomas, un aliciente para frecuentar asiduamente la Biblioteca donde adquirió la base teórica que le faltaba leyendo por ejemplo ensayo, historia y novelas. Escribía para comprender como se aprecia en la iluminación que existe en "Memorial del Convento" (1982), "Levantado del suelo" (1980) y "El año de la muerte de Ricardo Reis" (1986).

Desde el traslado de su residencia a Tías, en febrero de 1993, José Saramago encuentra la tranquilidad que anhelaba para vivir y escribir en su casa frente al mar.  Un equilibrio entre trabajo y descanso, reflejo de un periodo muy creativo que alcanza la apoteosis en el 2000. Es en Lanzarote - puntualizó Pilar del Río- donde Saramago escribió el discurso de aceptación del Premio Nobel "De cómo el personaje fue el maestro y el autor su aprendiz" que pronunciaría en Estocolmo el 7 de diciembre de 1998 así como el brindis de la cena conmemorativa del Premio Nobel, fecha, 10 de diciembre de 1998, en la que se cumplían 50 años de la firma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
 Lanzarote es sin duda la balsa de piedra donde la obra camina
La Balsa de Piedra
Los escritores de referencia de José Saramago son Kafka, Pessoa y Borges -citó Fernando Gómez Aguilera- resaltando que la literatura nunca está desprendida de la ideología del autor; es el caso de Montaigne y su descubrimiento del yo. Señaló que en los libros de Saramago la fantasía es un elemento de la realidad recordando el comentario del lingüista Fernando Lázaro Carreter sobre "La Balsa de Piedra" y su claro recorrido cervantino. Es la historia de varios viajes formada por 5 personajes solos que precisamente al realizar ese camino hallan el verdadero sentido en el viaje. Este hecho se encuentra asimismo en "El cuento de la isla desconocida"(1999) y "El viaje del elefante" (2008). El director de Actividades Fundacionales de la FCM destacó la vertiente poderosa de la voz pública que representa Saramago y su reivindicación de la fuerza de las ideas en una dimensión poética.

Pilar del Río y Zebensuí Rodríguez
La mesa redonda concluyó con la intervención de Pilar del Río compartiendo con el público asistente una frase que Saramago hubiera deseado fuera suya -"Alguien que no sea yo en un lugar que no sea éste"-, la preferencia del Premio Nobel por lectores curiosos (capaces de desasosegar) y dos fechas próximas:

  •  el 16 de noviembre "Día del Desasosiego" (aniversario de nacimiento de José Saramago).
  • y el 30 de noviembre, aniversario del fallecimiento del poeta portugués Fernando Pessoa. 

2 comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
Saramago

"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible avanzar cuando se mira lejos"
Ortega y G.

Comentarios

Seguidores de Facebook

Seguidores de Google+