"Doblando esquinas" - Libro de poesía de Ricardo Flores

Ricardo Flores Sánchez-Pastor (Madrid, 7 de marzo de 1955) acaba de presentar su primer libro de poesía  "Doblando esquinas" de la colección Playa Honda. Su vocación de acercarse al mar le impulsó a conocer Lanzarote donde vive actualmente.

La poesía es siempre una vela de armas, la luz del fogón en la espesura de los montes, el trago de agua para los sedientos, la que lleva de la mano a la batalla y el reposo.


El autor de "Doblando esquinas" dedica el libro a Marta, motor de su existencia, y expresa sus agradecimientos  al poeta Manuel González Barrera y a su mujer Carmen Suárez, a Manuel Rodríguez Fernández y a todas las personas que con sus palabras de ánimo se han hecho cómplices de su primera publicación.

Sus puntos de venta son:
- Arrecife: Librería Lanzarote y Librería El Puente.
- Playa Honda: Librería Guacimeta y Papelería Acuarelas.

Resalto entre sus poemas dos de los recitados en su presentación del pasado 16 de diciembre:




Quiero ser agua

Si con el pensamiento pudiera,
ser solo agua.
Traspasar las cristalinas llanuras,
en corazones de trasparentes lluvias.
Volviéndome tan solo
agua, profunda y oscura.

Ser gota de río,
lluvia viva de primavera.
Torrente de agua desesperada.

Solo agua, sencillamente agua.
Calmada, viva, dura, lamento y arena.
Anunciadora de vida extraña.
Consuelo de noches en pena.

Océanos construidos en fantasías.
Espera de un hombre,
que en tus olas busca,
estar del mundo ausente.

Emigrante

Camino sin bordes,
imaginario sendero que discurre,
por mares de ilusión.
Cruel destierro "pal que no tiene na".

Praderas de océano.
Lamento ahogado del emigrante
negándole su tierra el arrullo,
de un quédate aquí conmigo.

Las manos en los bolsillos,
la pena en el corazón.
Nada hay en un alma,
desgarrada y dejada atrás.

Surcando los mares voy,
en busca de un futuro incierto.
No existe niebla más cerrada
en un corazón dolorido,
que abandonar sus islas,
guardándolas en las entrañas.

Canario soy, a Venezuela voy,
reprimiendo unas lágrimas preñadas,
de miedo, rabia y desconsuelo.

Duro es esmpezar a andar,
cuando se deja atrás
la tierra, donde uno quisiera
que lo fueran a enterrar.
Donde acabarán mis huesos,
al empezar un camino
dibujado sobre la mar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
Saramago

"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible avanzar cuando se mira lejos"
Ortega y G.

Comentarios

Seguidores de Facebook

Seguidores de Google+