"José Saramago. Un retrato apasionado" - Editorial Clave Intelectual

 En el prólogo “Lo humano desde el corazón de la tierra” Pilar del Río señala que el lector tiene por delante una conversación mantenida en Lanzarote por dos amigos escritores, Baptista-Bastos y Saramago, que comparten el don de la sabia expresión.
Sus reflexiones, alimento del alma, nos invaden de una fuerza similar a la que ambos uniera en la época que se conocieron: la militancia política contra la dictadura salazarista.

La isla ardiente

Baptista-Bastos inicia su relato en el avión de Lisboa a Madrid, ya en su encuentro con Joaquín Leitao, realizador de cine, se vislumbra su estrecha relación explicando que “Va en amistad”, “La amistad en visita”. Asimismo se detiene en el término isla que asegura tiene sentimientos y reservas de afecto a la que Alberti cantara:

“Hombres solos, abrazados de mar y de volcanes”
 
De la casa, construida por el arquitecto Javier Pérez-F.Figueres, cuñado de Saramago, destaca su luz, amplitud, serenidad, organización y limpieza; pensada en la existencia del Premio Nobel y su mujer cumpliendo la ilusión del literato de aislarse.
La figura del artista César Manrique y su legado impactan a Baptista-Bastos quien afirma que el creador lanzaroteño fue un hombre con la mano verde como así describían los antiguos a todo aquel que construyera.
Baptista-Bastos ahonda en la personalidad de Saramago cuya profunda mirada es reflejo de la amargura vivida acentuada por la edad y que solo se ilumina al hablar de su mujer y de su trabajo.

Conversación en Lanzarote

Según el historiador portugués Antonio José Saraiva, la obra de Saramago se articula en una especie de épica (poesía heroica) que continúa los conceptos del neorrealismo (esperanza que nos mantiene vivos) José Saramago asevera  que las circunstancias de su propia vida motivaron que no formara parte de una determinada generación literaria. 

“Sigo siendo literalmente un aislado”.

Su situación laboral de desempleado propició que se planteara el siguiente  objetivo: “ahora voy a vivir como pueda y voy a ver qué soy capaz de hacer”. La fecha del 25 de abril 19774 supuso una mirada nueva.
El literato destaca que no utiliza su vida personal como materia literaria, si bien su infancia y adolescencia aparecen en “Levantados del suelo” así como aspectos autobiográficos en “Manual de pintura y caligrafía” con iluminaciones o flashes del tiempo pasado. 

En los rasgos de su carácter Baptista-Bastos cita su:

re    reserva:                      motivado por una dificultad en el lenguaje.
-          melancolía:                 limitaba su explosión sentimental.
-          pesimismo:                 claro o sutil.

Entre sus lecturas favoritas nombra a los autores Rodríguez Miguéis, Jorge de Sena y Aquilino Ribeiro; considera amistad literaria a Proust, Gogol, Montaigne, Camus, Calvino, Torrente Ballester …
De su trayectoria se recuerda que algunos de sus libros de éxito (“Levantado del suelo” y “Memorial del Convento” ) fueron rechazados por editoriales hasta que la editorial Caminho apostó por él. En sus raíces literarias el Padre Antonio Viera es fundamental.

Saramago afirmaba que la novela era una forma de hacer pasar sus preocupaciones y obsesiones. No repetía temas y su escritura se nutría en la asociación de ideas definiéndola como desprogramada. Abogaba por la necesidad de justicia, la exigencia de la felicidad, la libertad de prensa con una organización política, indispensable para disponer de riqueza espiritual y cívica del ciudadano auténtico.

 José Saramago declaraba que es el resultado de todo por tanto no lamenta nada de lo realizado, es una consecuencia de lo que fue y asegura, ante la pregunta de Baptista-Bastos de haber  sido acusado de vanidoso tras la publicación de “Los cuadernos de Lanzarote” que  no hubieran existido de haber seguido viviendo en Lisboa. Han merecido más atención que otros libros.

El Premio Nobel confesaba que Sousa Lázaro motivó su decisión de fijar su residencia en Lanzarote siendo muy feliz por este hecho. Habla de su deseo de retener el tiempo y no limitarse a la memoria, que es de una fragilidad extraordinaria. Apuntando todo lo que sucede nos daremos cuenta al releerlo de la riqueza de nuestra existencia siendo muy superior a la que creíamos vivida. El escritor no comprende la crítica que se le ha hecho por contar la verdad ¿Quizás una manifestación de despecho o de envidia?

En cuanto a la muerte, el literato explicaba que no tenía miedo a la muerte, consciente de un límite natural; por ello la necesidad de escribir un diario. De su vida privada insiste en su discreción pues respeta la privacidad e intimidad de la persona con la que convive. Al referirse a su mujer afirmaba rotundamente:

“Viví todo lo que viví para poder llegar hasta ella” (1986)

La mano feliz

Saramago vivió y convivió con las palabras
Hombre de palabra y de palabras. 
Movilizó su talento en función de los dolores de los otros, de las esperanzas de los demás. 
Vocación de los otros.

Pertenece a una estirpe de escritores que:
-        - se interesan por el hombre (desesperanza, inquietud,          locuras, venalidades, cobardías, resistencias ….)
-        -  heredero del romanticismo moderno.
-       - comprende la tradición de fábulas (Camilo Cast. Branco, naturalismo (Eça de Queirós) y barroquismo (Antonio Viera).

Baptista-Bastos concluye manifestando que la obra de José Saramago nos restituye el gusto por la aventura, fantasía y el placer de la quimera.


Tras la inolvidable conversación de ambos escritores “Un retrato apasionado” presenta testimonios diversos sobre la figura de José Saramago, así como una completísima bibliografía de la trayectoria literaria de José Saramago que recoge todas las obras de narrativa, poesía, ensayo, cuentos, diarios, crónicas, infantil además de una relación de los países en donde se han publicado junto a las imágenes de las portadas de sus obras más conocidas.

 El libro está a la venta en la tienda del complejo cultural de A Casa (c/ los Topes 3, Tías) y en la Librería Libertad.




 Finalizo con la portada de "El último cuaderno" de José Saramago prologado por el escritor Umberto Eco cuyo mensaje acaricia mi alma día a día:



"El blog va iluminando el camino al autor, es esa su virtud"






"La sabiduría comienza con una confesión de la ignorancia"
José Saramago (Azinhaga, 16/11/1922 - Lanzarote,18/06/2010)

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
José Saramago
"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible av
anzar cuando se mira lejos"
Ortega y Gasset
"Concedeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las que sí puedo y la sabiduría para establecer esta diferencia"

Epícteto

Comentarios

Seguidores de Facebook

Seguidores de Google+