"Aldecoa, la huída al paraíso"

Cuaderno de godo: “dejarse vivir”

El jueves 21 de junio se proyectó en la sala José Saramago de La Plazuela (Arrecife) el documental “Aldecoa, la huida al paraíso”. A las 20:30 h dio comienzo una mesa redonda en la que intervinieron el director de la Fundación César Manrique, Fernando Gómez Aguilera, el periodista y escritor  Juan Cruz y el director del documental, Miguel García Morales.
He descubierto el paraíso, iremos algún día” dijo Aldecoa, seducido por las islas, a su mujer, Josefina, tras una estancia en La Graciosa en 1961. Sin embargo él nunca regresó y su alma gemela hasta que falleció el 16 de marzo 201, seguía observando, desde el Mirador del Río, el lugar que con tanto amor describiera su marido.
A continuación Juan Cruz confesó que su primer conocimiento sobre Aldecoa había sido a través de una foto que vio en el escritorio de José Arozena, un abogado tinerfeño, amigo del escritor. Se le quedó grabado el rostro y cuando le hicieron editor de Alfaguara propuso a Josefina la publicación de cuentos que aguardaban dispersos. Cruz había encontrado en la librería Dedalus, en la calle los Madrazos de Madrid, el libro “Cuaderno de godo” (1961) ilustrado por Chumy Chúmez. Intuyó el magnetismo de Aldecoa con Canarias y adquirió varios ejemplares para regalar. “En nuestra tierra cultivamos el desrecuerdo lo que impide que se vayan creando zonas de recuerdo y gratitud” – señaló Juan Cruz, de quien partió la idea de un documental basado en Cuaderno de godo, un magnífico testigo del paso del escritor vitoriano por las islas afortunadas.
Miguel García Morales hizo también referencia al azar. Con 16 años ya conocía a Aldecoa y al recibir de manos de Juan Cruz el libro se sintió identificado con las conexiones que reafirmaban que las historias vienen a uno. Era un personaje de película de los años 40 ó 50, muy llamativo – puntualizó el director del documental. En la Escuela de Cine realizó su primera práctica sobre un cuento de Aldecoa.
Hubo un tiempo en que Ignacio Aldecoa fue un personaje muy querido – explicó Fernando Gómez Aguilera. Llegó a la isla en 1957 junto al fotógrafo José Pastor. El diario Arriba les había encargado un reportaje sobre las islas. Según el cronista local  Guillermo Tophan era una noche desapacible; duermen en dos divanes del hall del antiguo Parador de Turismo de Arrecife. Aldecoa, hombre de taberna, se relaciona con Jesús López Socas, el médico José Molina Orosa, Leandro Fajardo y Andrés Betancort, todos bebedores sabios de vino.

 El director de la FCM citó cómo había calado muy hondo en Aldecoa el recuerdo de la gran biblioteca de Leandro Fajardo y escucharlo recitar el Martín Fierro de memoria. Hacen un viaje a Fuerteventura y presencian la botadura del barco “La peregrina”, de Antonio Fernández de Córdoba cuyo apodo era Buffalo Bill. Además asisten a la boda de Esteban Cabrera.
Al regresar de la Graciosa Aldecoa les dice a sus amigos que hay materia para escribir y vuelve en 1961, etapa en la que, a sus 40 años, experimentaba una “gran crisis de época, generación o destino”. Permanecerá 4 semanas en las que se adaptará al ambiente austero, a la vida humilde de los pescadores siendo uno más. Escribía hasta el romper de la madrugada. Hará amistad con Jorge Toledo quien daba fe de que se había ganado el corazón de los gracioseros. En el Círculo Mercantil de Lanzarote dará la conferencia  “Mar de historias” un 28 de febrero; le siguen dos en Tenerife donde en una entrevista manifestará: “La Graciosa me ha servido para calmar los nervios y trabajar” y “camino de Madrid me siento castigado con el paraíso a barlovento”.

Miguel G. Morales hizo hincapié en las contradicciones observadas en La Graciosa y el hecho de que quizá no hubieran tenido la oportunidad de leer la obra de Aldecoa. Señaló el exhaustivo trabajo de documentación que ha originado el documental ideado por Juan Cruz y su largo proceso de 8 años.
 Fernando Gómez Aguilera comentó una anécdota en el Café Gijón al cruzarse Buero Vallejo con Aldecoa:
¿Te vienes a tomar unas copas? – pregunta Aldecoa. Tú siempre de copas – responde Buero. Y tú siempre en zapatillas – asevera Aldecoa.
Finalmente Juan Cruz señaló el impacto que había causado en Aldecoa el paisaje de Canarias además de su interés por los lugares que unían placer y riesgo como la isla de Lobos. De los canarios destacó su “carácter arriscado y complejo”. El director de la FCM quiso terminar con las palabras de Aldecoa (Vitoria 1925-Madrid 1969), como anhela todo escritor, y eligió una crónica publicada en el diario Arriba en 1957 titulada “Tres islas como tres gracias del Atlántico”.
A continuación se proyectó “Aldecoa, la huida al paraíso”. Basado en un libro de relatos sobre sus viajes en la década de los 60 por las islas Canarias. Producido con la colaboración de Televisión Española. Voz de Iñaqui Gabilondo y  reflexiones de:
-José Mª Caballero Bonald: “era el reportero del mundo”, “lleno de vitalidad”,“desobedecía por sistema”, “sentido de la comunicación”
Josefina Aldecoa (1926-2011)
-Josefina Aldecoa: “compartíamos la misma pasión, la literatura”, “estaba en contra”, “ser escritor es antes que nada una actitud en el mundo”.
-Susana Aldecoa: “él se escapaba”, “no se le podía encajar”, “mi casa siempre estaba abierta”, “fue un geógrafo frustrado”
-   -Juan Cruz: “era un caballero inglés”, “la visión de un hombre ahogado que había renacido en las islas”
      -Fernando Gómez Aguilera: “su prosa vive en la libertad de la poesía”, “En Canarias concilia sus demonios”.
-     - Medardo Fraile: “era un luchador”, “gran sentido de la ironía”
En definitiva, Aldecoa entendió que:
“La naturaleza del paraíso está hecha de las almas de los solitarios”
En este enlace pueden consultar más información sobre el escritor y sus personajes dotados de un gran coraje y fuerza, característicos de la gente del mar. Una novela, sin duda, poemática.
 http://camino-syra.blogspot.com.es/2011/12/imaginario-literario-de-lanzarote.html

Y si desean descubrir la biografía y trayectoria literaria de su mujer, Josefina Aldecoa, les sugiero este análisis de una de las novelas más conocidas "Historia de una maestra".
http://camino-syra.blogspot.com.es/2011/10/historia-de-una-maestra.html

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
José Saramago
"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible av
anzar cuando se mira lejos"
Ortega y Gasset
"Concedeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las que sí puedo y la sabiduría para establecer esta diferencia"

Epícteto

Comentarios

Seguidores de Facebook

Seguidores de Google+