A mi hija Marina

 En el día de la festividad de Santa Marina, 18 de junio.

Te miré a los ojos
recién abiertos a la luz natural
y me sorprendió tu viveza.

Habían pasado apenas unos minutos
de tu amniótico sueño
y, sin embargo, buscabas la luz.

Llegaste rodeada de un enérgetico manto
movida siempre por la curiosidad
que caracteriza a los de espíritu creativo.

Creciste en habilidades
que abarcan desde el deporte,
la música, la fotografía y el arte
a una de las más enriquecedoras...
la que te acerca a la gente.

Bebé, niña y, ahora, adolescente sociable
que adivina quien la necesita
sea amiga e incluso can desorientado.

Se te abre un mundo
con multitud de opciones
y sólo anhelo que sepas
elegir las mejores.

Procura estar junto
a los que ven con el corazón
y aléjate, hija, de aquellos
que no valoren tu interior.






Famara, 15 junio 2012

3 comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog

Citas

"Viviendo rodeados de señales, nosotros mismos somos un sistema de señales"
Saramago

"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande,
sólo es posible avanzar cuando se mira lejos"
Ortega y G.

Comentarios

Seguidores de Facebook

Seguidores de Google+